Abriendo las instituciones desde dentro: el Hackcamp para el co-diseño de servicios públicos


El pasado mes de junio celebramos en Sevilla el HackcampIAAP una propuesta experimental para introducir metodologías participativas en el co-diseño de soluciones a retos de la Junta de Andalucía. Este trabajo de diseño metodológico, facilitación y consultoría realizado con el Instituto Andaluz de Administración Pública (IAAP) nos ha permitido contrastar y aprender en un contexto diferente al habitual: los empleados y las empleadas públicas, el funcionariado de la Junta de Andalucía.

Hasta ahora hemos trabajado en contextos activistas, culturales y educativos, entendiendo que las personas que formaban parte del Hackcamp ya tenían en su ADN cierto grado de trabajo colaborativo y que eran proclives a la actividad de manera intensiva que propone cualquier propuesta tipo hackaton donde se crea un ambiente de trabajo y de motivación que permite estar concentrado en un único fin u objetivo. El primer hallazgo ha sido encontrar la misma energía de cualquier hacklab o de eventos como el Encuentro Andaluz de Blogs Educativos en el grupo de personas llegadas de diferentes partes de Andalucía.

Pero esta energía colectiva no surge de manera espontánea y en ese sentido hay que reconocerle al IAAP y a sus responsables de Formación, Innovación y Gestión del Conocimiento el arrojo para compartir los puntos clave de una propuesta como el Hackcamp.

El campo metodológico

Partiendo de un proceso de investigación iniciado por el Grupo Motor formado por personas directivas del IAAP y ZEMOS98 hemos podido identificar una serie de retos a poner en marcha. Para crear prototipos basados en el código abierto, con el objetivo de que sean dispositivos que permiten experimentar e innovar en espacios tradicionalmente organizados por estructuras rígidas y normativizadas no podemos acudir a retos o políticas macro. Pero la inversión y la propuesta no podía quedarse en prototipos inasumibles o excesivamente disruptores. En los dos meses de trabajo dados para la investigación hemos realizados diferentes trabajo con grupos directivos, más abiertos mediante una convocatoria a distancia y contrastando con otras líneas de trabajo ya abiertas por el propio IAAP. Esta fase es crucial y si la administración no se implica en ella es casi que imposible encontrar aquellos elementos que aglutinen las energías necesarias.

También ha sido importante trabajar con las percepciones externas y ser capaces de sobrepasar la imagen un tanto negativa de la administración, puesto que existe una percepción generalizada de que en las administraciones públicas son instituciones anquilosadas, burocratizadas y carentes de eficacia, transparencia o motivación del personal para que las cosas cambien. En este sentido, el hackcamp ha funcionado para demostrar que este imaginario que se tiene de las administraciones públicas, son a veces, un prejuicio. A priori, se podría pensar que es una anomalía introducir metodologías innovadoras en instituciones, que supone, incluso, una contradicción, pero nada más lejos de la realidad. Nos hemos encontrado con personas con ganas de construir un imaginario diferente mediante la creación de unas administraciones públicas más abiertas, eficaces y humanas.

Estos elementos demuestran que los procesos participativos solo son posibles desde el cuidado, la escucha y la capacidad para generar afectos en una comunidad de personas afectadas. Esto no es algo nuevo y ya hemos hablado en otra ocasión de ello, por eso basamos este diseño metodológico en lo aprendido estos años con la Educación Expandida. Lo hemos resumido en 5 principios básicos que son útiles ahora poner a modo de lista:

  • Confiamos en la inteligencia colectiva y en el intercambio de conocimiento entre pares
  • Consideramos y valoramos todos los conocimientos. Es importante evitar distinguir entre personas expertas y no expertas
  • Escuchamos las otras ideas y aceptamos la diversidad como la base intelectualque todos debemos abrazar.
  • Conectamos prácticas y experiencias que cuiden y pongan en valor el bien común.
  • Usamos lenguajes visuales y corporales, además de las herramientas orales y textuales.

Los retos de la administración

Las materias en la que se han asentado los retos y que han permitido tener un diagnóstico vivo de las necesidades cambiantes de la organización, han sido cinco: una reflexión sobre cómo afectan los espacios de la administración para el fomento del trabajo colaborativo o la propia innovación, también se trabajó sobre los escenarios a los que se enfrenta la administración con el progresivo envejecimiento de los empleados y empleadas públicos ¿cómo recoger y compartir los aprendizajes valiosos de las personas que se jubilan en los próximos años?; otra mesa trabajó sobre la movilidad sostenible en la administración pública, tanto del parque móvil público como de las formas de transporte al puesto de trabajo o por el territorio del personal; un grupo ha trabajado en un prototipo de videotutorial para mejorar la comunicación pública de los procesos administrativos y por último otro grupo, basado en la red profesional ya existente, ha trabajado para mejorar la búsqueda de perfiles profesionales dentro de la administración porque a veces es muy difícil saber ¿quién es quién o quién hace o sabe qué?.

Después de los 3 días intensos de actividad los procesos han sido documentados y continuado. Y ahí es donde también hay que reconocer la potencia del trabajo con la administración que tiene las herramientas y las fórmulas para poder implementar estas novedades. De los 5 mesas de trabajo hay 4 que van a presentar resultados de aplicaciones reales, se han mantenido los grupos de trabajo y el IAAP como nodo está intentando que consejerías y su propio centro aporte recursos económicos y humanos para el desarrollo de las innovaciones. En este sentido es importante que el proceso de participación en un Hackcamp se aleje de la idea de algo cerrado o hermético, dotando a la evaluación de un proceso público, mediante una presentación en la que incluso performar la propuesta al resto de participantes y otras personas que no han estado presentes en el proceso, y haciendo una profusa documentación con imágenes, relatorías gráficas, vídeo y crónicas.

La participación ciudadana

El reto ahora es ahondar en cómo abrir la administración a procesos de co-diseño ciudadano más amplios sin perder la eficacia del trabajo entre iguales. El clima y el contexto del HackcamIAAP ha permitido invitar a cada mesa de trabajo a unos facilitadores externos que no eran empleados públicos y a una persona que no formara parte de la administración. Estas incorporaciones han permitido dotar de contraste y cierto grado de asentamiento en el lenguaje cotidiano. Además se convocó a una mesa ciudadana, sin reto prefijado, que consiguió desarrollar un prototipo interesante sobre evaluación de servicios públicos pero que obviamente no tuvo tiempo para profundizar. En cualquier caso estas propuestas de mejora son un punto y seguido para mejorar en el co-diseño de servicios públicos, una tarea en la que transparencia y la eficiencia deben ser un punto de partida sobre el que pivotar futuras acciones.

Acceso a la documentación generada:

 

+ There are no comments

Add yours