esbozos de la cultura VJ

Existe toda una historia paralela, una historia apenas escrita y que se suma a muchas otras propuestas de la cultura visual del siglo XX y XXI. Los VJ siempre se han acercado a los audiovisuales desde la perspectiva de lo experimental pero a su vez han estado muy cercanos a la evolución de la tecnología, que en lo que se refiere a vídeo ha sido vertiginosa y abrumadoramente inabarcable.

Algunas de las influencias para esbozar una cultura del VJ la encontramos en el cine, concretamente en el movimiento francés de la “Internacional Letrista” donde se plantea, en torno a los años 60, un “desbordamiento” de la pantalla, donde entrarán juegos con el público y donde habrá una clara disociación entre la pista de audio y la pista de imágenes. Los letristas también serán famosos porque convierten a su cine en un espectáculo audiovisual más allá de la simple proyección. En los 80, y también en cine, hay que destacar los trabajos en Stop Motion, por ejemplo de Zbigniew Rybczynski.

Tenemos que hablar también de la historia del vídeo experimental que está datada en el año 1963 y que tiene como pioneros al artista coreano-estadounidense Nam June Paik y al hispano-alemán Wolf Vostell, en perspectiva, cualquier obra de Paik podría convertirse en fuente inagotable de recursos para el VJ, porque lo que consigue en sus piezas es una mezcla de cultura visual y efectismo exacerbado.

djspooky.png
[img: Rebirth of a nation DJ Spooky +info]

No podemos olvidar las influencias de otras culturas de lo contemporáneo, nos referimos al DJ y a la música electrónica y de baile. La figura del DJ como auténtico maestro de ceremonias y como canalizador de tendencias y estilos. Las fiestas, las discotecas y la cultura de club, es el ámbito en el que algunos VJ pueden desarrollar su carrera profesional.

No cabe duda de que los sistemas informáticos y la edición digital han dado la posibilidad de que crear vídeo en prácticamente cualquier ordenador, las cámaras domésticas o incluso las cámaras en teléfonos móviles aumentan su calidad día a día, internet como canal de comunicación y de aprendizaje es otra de las piezas fundamentales para desarrollar el mundo del VJ.

Pero será también la televisión una fuente importante de inspiración. Algunas de las herramientas que usan en la actualidad los VJ son fruto del mercado tecnológico de televisión, mesas de mezclas, monitores de campo o minicámaras existen gracias a que la televisión como mercado sigue creciendo y diversificándose. La televisión también será el primer medio que hable de los “video jockeys” que son también los presentadores de la MTV que seleccionan los vídeo-clips. El videoclip es totalmente colateral y una disciplina hermana, no son pocos los VJ que hacen videoclips y VJ que se nutren del videoclip en su trabajo en directo.

Pero la televisión en sí, es también un gran archivo abierto. No son pocos los VJ que la reutilizan desde el principio para sus creaciones, no en vano es un aparato que emite señales de vídeo y de audio las 24 horas al día en una infinidad de canales y programas. La televisión es fuente de inspiración, desde la filia y desde la fobia, de muchas formas de arte de lo contemporáneo, así que la línea que se establece entre el vídeo experimental, la cultura de masas, representada en la televisión, y el fenómeno de los VJ es la que vamos a intentar trazar en este proyecto. Advertimos que no se trata de una línea uniforme ni objetiva.

Porque de alguna manera hay un último elemento que no podemos olvidar. Que está instalado en la lógica de la música electrónica y que de alguna manera establace una estética propia, asumida y supuestamente perseguida a partes iguales. Hablamos de la estética del apropiacionismo, del plagio como arte, de la remezcla. De alguna forma el arte y la representación visual es un intento constante de “copiar” la visión que tiene el artista de lo real, cuando llegan la fotografía y el cine, estas copias son “perfectas” y pasan a formar parte de lo real.

El VJ, o cualquier artista que asuma los preceptos de lo contemporáneo a la manera propuesta por Marcel Duchamp y sus “ready-made”, utiliza el material que tiene a su alcance como fuente de inspiración. Su copia, su manipulación y su representación de lo real incluye imágenes del cine, de los dvd, de los videoclips y de los videojuegos. DJ Spooky, músico y filósofo, apunta en una entrevista realizada por el colectivo ZEMOS98, con motivo de su remezcla de “El nacimiento de una Nación” de G.W. Griffith, que “El perfil del DJ ya está instalado en nuestras mentes, y por eso, el arte del siglo XX se convierte en la inspiración del artel del siglo XXI”.

Average Rating: 4.7 out of 5 based on 249 user reviews.

Leave a Reply