Entre diseño y arte conceptual, llama la atención la propuesta de FLOWmarket, “una tienda que materializa nuestras necesidades inmateriales”.

Un proyecto que, cómo ellos mismos explican, se anticipan a la “próxima generación del lujo” anunciando lo dicícil que será, si no lo es ya, conseguir cosas tan sencillas cómo el “aire limpio”, la “expresión emocional” o el “silencio”, por citar sólo algunos de su amplia gama de productos enlatados.

Diseñada desde esa idea tan Zen “de que el cambio ocurre cuando nosotros cómo individuos cambiamos nuestra mente”, su lata de 45g (1.5oz) de silencio remite inevitablemente tanto a John Cage y su obsesión por considerar el sonido cómo presencia, como a Eric Satie quien sentía “más placer en medir un sonido que en hacerlo audible”.

Average Rating: 4.6 out of 5 based on 203 user reviews.

Leave a Reply