Carta abierta a Alberto Garzón

Carta abierta a Alberto Garzón


Dirigimos este escrito especialmente a los responsables de Izquierda Unida en Andalucía, Sevilla provincia y su capital. Pero también hacemos extensivo al resto de dirigentes para que hagan acopio de lo sucedido, especialmente a su coordinador federal y máximo representante, Alberto Garzón: ¿Quién debe hacerse cargo de las deudas derivadas de malas praxis de su partido?

Este relato, que publicamos ahora en detalle, ya lo conocen los responsables de la deuda, 5 personas que han ocupado ese puesto desde que pasó el desagradable suceso. Su resumen es tan sencillo como imbricado: los responsables políticos de juventud del Ayuntamiento de Sevilla de la legislatura 2007-2011 (correspondiente a IU en aquel momento) nos han dejado colgada una factura de 15000€ y desde entonces estamos peleando (en reclamaciones administrativas, juzgados y reuniones) para saldar la deuda. El trabajo, actividades relacionadas con audiovisual y jóvenes, fue realizado durante la decimotercera edición del Festival ZEMOS98.

Este agujero económico fue uno de los motivos que nos hicieron cerrar el Festival hace ahora dos años. La factura sin cobrar también ha afectado a aspectos como que el equipo cobre alrededor de 5€ la hora y a que arrastre aún deudas como el préstamo de COOP57 o varios préstamos familiares aún por devolver. La precariedad, por lo general, no es por voluntad propia, y nos obliga a dar el paso de escribir una carta pública.


 

Durante la legislatura 2007-2011 gobernaba en la ciudad de Sevilla una coalición de PSOE e IU. En el reparto del gobierno, IU se hizo cargo de las competencias de Juventud y el PSOE de Cultura. En junio de 2011 y con las acampadas del 15M en su máxima expresión hubo elecciones municipales. Aquellas elecciones dieron como resultado una mayoría absoluta del Partido Popular.

ZEMOS98, como Festival y como organización, ha mantenido un trabajo continuo en temas culturales, innovación social y juventud, entre otros. De hecho, hemos formado parte de un programa internacional creado por la European Cultural Foundation llamado Youth & Media. En el plano regional, hemos recibido diferentes fondos del INJUVE, del IAJ y hemos hecho servicios de formación en EUTOPÍA, Festival Europeo de la Creación Joven que se celebra en Córdoba. Hemos mantenido durante 5 años www.IUVENTUS.tv, la denominada “televisión online de la juventud andaluza”. Es decir, que el área de juventud del Ayuntamiento de Sevilla nos contratara un servicio era, hasta 2011, algo normal. Desde entonces, no hemos vuelto a tener relación.

Con esta carta abierta queremos explicar un caso concreto de cómo la administración pública y sus gobernantes, en este caso de Izquierda Unida, son responsables de la precariedad de empresas y colectivos pequeños, con familias a su cargo. Responsabilidad que gestionan con total impunidad y desprecio a la supuesta defensa de la ciudadanía que se enarbola luego en épocas de campaña.

Narramos los hechos en orden cronológico:

  • En enero de 2010 iniciamos las conversaciones con las instituciones que forman parte de la red de financiación del Festival ZEMOS98, como hacíamos todos los años. Conseguimos un acuerdo con el ICAS, Instituto de Cultura y las Artes de Sevilla para una contratación artística y una aportación económica de 5000 € del Área de Juventud del mismo Ayuntamiento. Cuando se iniciaron los expedientes correspondientes desde la Intervención Municipal se hizo el reparo de “doble financiación”. Aquello (que cada parte pagara un poco del Festival, en el caso del ICAS, los grupos de música; y en el caso de Juventud, las proyecciones y el montaje técnico) no estaba bien visto por la intervención. ¿Solución para 2010?, que Juventud le diera el dinero al ICAS y el ICAS lo incluyera en su contratación. ¿Resultado en 2010? No recibimos ni un euro de parte de Juventud. No se hicieron los trámites a tiempo y de manera adecuada. El compromiso del entonces director de Juventud, Pedro Miño, fue que se sumaba a 2011.
  • En Diciembre de 2010 empezamos a negociar el compromiso adquirido por Pedro Miño ese mismo año. En vez de hacer una subvención nominativa haríamos un contrato de servicios. Como hemos hecho con normalidad en otras ocasiones. Es decir, que el Ayuntamiento nos contrata para hacer una actividad propia del Ayuntamiento que solo podemos hacer nosotros. Y así fue.
  • En Abril de 2011, del 5 al 9 de abril, dedicamos el festival al “Progreso”. Y el progresismo nos dió una guantá con la mano abierta. Si tenéis más o menos claro cómo son los tiempos electorales, cuando se celebró el festival estábamos en plena campaña electoral. Lo lógico de aquellas semanas es que en el Ayuntamiento todo el mundo estuviera con miles de líos y no cogieran el teléfono, no dieran cita o simplemente te dejaran claro que estaban trabajando para seguir gobernando.
  • El 22 de mayo se celebraron las elecciones y el PP sacó mayoría absoluta. Durante el periodo que hay entre las elecciones y la formación del nuevo equipo de gobierno nadie recogía las llamadas, contestaba a los correos electrónicos o te atendía. En fin, ningún cambio significativo.

Nuestra factura por los trabajos realizados estaba ahí: emitida y pasada por registro. Se había realizado el festival, se había comunicado el apoyo por parte de Juventud del Ayuntamiento y la actividad se había hecho. Incluso en ese impasse, nos conceden la medalla de oro de la ciudad, con el acuerdo unánime de todos los partidos políticos. Como sabemos que los plazos del Ayuntamiento son largos por norma, decidimos utilizar la línea de endoso con un banco, Caixanova, que nos adelantaba las facturas con la administración. Para hacerlo solo nos pedían un reconocimiento de deuda por parte del Ayuntamiento. Y lo conseguimos por escrito.

image00

  • Así el banco nos dio el dinero en un plazo de tres meses con ese reconocimiento de deuda. Cuando pasaron esos tres meses, con el Partido Popular en el gobierno, nos dirigimos insistentemente a la Jefa de Servicio de Juventud para que nos aclarara la situación de la factura y nos informara de cuándo iba a ser cobrada. Durante bastante tiempo no obtuvimos respuesta. En ese periodo, nosotros presentamos la factura en la declaración de IVA trimestral y adelantamos el IVA, esa práctica precaria habitual de la que tan poco se habla. El banco no recibió el dinero del Ayuntamiento en esos 3 meses y empezó a reclamárnoslo a nosotros. Según el acuerdo con el banco, éste tendría que haber reclamado al Ayuntamiento, pero no lo hicieron: la presión fue para nosotros. Y nosotros, viendo que el Ayuntamiento ni respondía ni se hacía cargo, hicimos dos cosas: reclamar por la vía administrativa la factura y cancelar la deuda con el banco con un préstamo familiar.
  • En Septiembre de 2011 nos dimos cuenta que pintaba mal cuando desde el Ayuntamiento se nos informa de que ningún expediente obra en poder del Servicio de Juventud en el que se pueda incluir dicha factura. Que no la van a pagar. ¿Cómo te quedas ante eso? Pues toda tu ira política se canaliza en buscar abogados, recopilar toda la información y meter un contencioso administrativo con toda la razón de tu precariedad de “proyecto joven” que ha hecho un trabajo y que la burocracia no quiere reconocer.
  • El proceso judicial se extendió de Enero de 2012 a Noviembre de 2012 y fue una de las experiencias más desagradables que hemos vivido como equipo. Los plazos: ya os podéis imaginar, las idas y venidas con el abogado, el juicio, con una actitud que sabes que tiene mucho de pose, pero que lleva a acusarte de querer quedarte con dinero público. Y el resultado:
  • El día 4 de Noviembre de 2013 se nos comunica (enlace a la sentencia) que queda probado que hicimos el trabajo y que la actividad se realizó (hay informes del propio ICAS que así lo atestiguan y como tales se reconoce que la actividad tuvo lugar). Y que queda probado que Pedro Miño, director del Servicio de Juventud en aquel momento, no tenía poder alguno para firmar el reconocimiento de deuda que firmó, ni para iniciar expediente alguno. Quedó probado que el Ayuntamiento no inició ningún expediente administrativo en el que esa factura se pudiera haber incluído. Conclusión: el Ayuntamiento no tiene que pagar esa factura. El juez apunta que es responsabilidad de Pedro Miño, nombrado por IU, que es él quien debe hacerlo. Pero que no es objeto del contencioso sino de otro juicio. El juez no nos hace pagar las costas del juicio porque ha quedado probado que los pringaos de todo esto hemos sido nosotros.

Una nueva decepción y una nueva deuda que se queda ahí. ¿Y ahora qué? Con toda nuestra decepción confiamos nuestra suerte a lo político y nos dirigimos a una Izquierda Unida en descomposición:

  • En Noviembre de 2013 y justo después del juicio nos reunimos con el por entonces portavoz de IU en Sevilla capital, Antonio Rodrigo Torrijos, que con toda su vehemencia y mala baba vino a decir “no me extraña que esto haya pasado pero ni yo ni Izquierda Unida nos vamos a hacer cargo de lo que Pedro Miño haya hecho bien o mal” (no es un entrecomillado literal). En aquel momento, él estaba a punto de dimitir y nos citó a una siguiente reunión.
  • Aún en Noviembre y antes de que terminara el mes se produce esa otra reunión, pero fue ya con José Manuel García que asumió la portavocía y la coordinación local de Izquierda Unida y que durante 2011 era concejal – delegado de deportes y juventud del Ayuntamiento de Sevilla, es decir, jefe político de Pedro Miño. García fue un poco más empático pero el resultado fue el mismo. Él reconoció desconocer la actuación de Pedro Miño con nosotros, era la primera noticia que tenía del tema, y “si esto lo hubiera sabido yo en aquel momento lo hubiera cesado porque no es la primera vez que lo hizo”. Nos informó de que Pedro Miño había abandonado la militancia de IU y que si íbamos a juicio contra él declararía como testigo lo que nos estaba diciendo. A los pocos meses José Manuel García dimitió como portavoz de IU y dejó el Ayuntamiento.

En esa situación de bloqueo con IU empezamos a estudiar con nuestros abogados si tenía sentido ir contra Pedro Miño. Nos iba a costar dinero, por lo que diferentes abogados nos dijeron que teníamos muy pocas posibilidades de que respondiera personalmente. En cualquier caso siempre hemos entendido que era un problema político y buscábamos una solución política, nunca ir en contra de nadie. Nos asaltaba la siguiente pregunta: ¿de verdad que un partido político como IU de Sevilla no se hace cargo de las irregularidades de las personas que nombran para gobernar?

Subimos el escalafón de nuestra reclamación y cambiamos la estrategia: “Si no váis a pagar la deuda al menos dadnos trabajo, por favor, porque lo necesitamos para pagar la deuda”. Cuando dimos por perdida esta deuda, pensamos que la única forma de sufragar la deuda familiar sería explotando nuestra fuerza de trabajo. Todo muy marxista, eh. Todo nuestro conocimiento profesional a cambio de saldar la deuda con la gente que nos quiere es lo único que ya estábamos pidiendo. Significaba más precariedad sobre nuestros hombros pero es la decisión que tomamos y fuimos a ver a otro dirigente de IU:

  • En Septiembre de 2014 nos dirigimos a Izquierda Unida provincial y obtenemos por parte de su coordinador, Manuel Gutiérrez Arregui, el mensaje de que no le extraña para nada lo que ha pasado, que orgánicamente Izquierda Unida provincial no tiene dinero para asumir esa deuda pero que le presentemos una carta de servicios y que se compromete personalmente a que se nos contraten aquellas cosas que podamos hacer, sobre todo pensando que habrá un periodo electoral próximo en 2015 y que puede ser un momento en el que trabajar para pagar la deuda. Arregui dimitió más tarde en junio de 2015 como Coordinador Provincial sin haberse hecho cargo de su promesa. Aquella que dijo que cumpliría “personalmente”. Bienvenidos a los juegos del hambre.

Antes de su dimisión, en abril de 2015 nosotros ya habíamos decidido hacer público el ahogamiento del Festival. Uno de los motivos que ahí pusimos en solfa era esta deuda que veníamos arrastrando y, aunque no era el momento de entrar en detalles, aquello generó un mínimo movimiento por parte de Izquierda Unida a nivel local.

La entonces portavoz Josefa Medrano y el abogado y trabajador del Grupo Municipal de Izquierda Unida  (Manuel Agudo) nos convocan a una reunión para explicarles la situación “porque no saben nada” (emmmmh). Estamos hablando de elecciones municipales otra vez, no sabemos bien con qué fuerzas, vamos y le contamos todo esto y su respuesta no puede ser más condescendiente: “Teníais que haber hecho esto o lo otro”. “Vuestro abogado seguro que no era muy bueno”. “Vamos a intentar solventarlo administrativamente”. “Qué poca vergüenza tiene el PP” (what?) y cosas de ese tipo. Pero lo peor es un correo electrónico que recibimos del señor Agudo:

capturamanuelagudo2

Muy agudo, Agudo. Es decir que ni se hacen cargo, que vayamos con nuestro dinero al juzgado a denunciar a un sujeto nombrado por ellos mismos como si fuera alguien desconocido y para más inri ¡Nos pide que le echemos una mano en el programa electoral! No contestamos a este correo. Y la cosa queda en vía muerta, otra vez, durante unos meses.

Cuando en el último trimestre de 2015 vemos que los números no vuelven a salir, que nuestra situación es cada vez más precaria, que nadie se hace cargo de la reflexión que hicimos con el Festival o con el C3A de Córdoba, nos disponemos de nuevo a hablar con el portavoz de IU en Sevilla capital y lo volvemos a intentar con el nuevo coordinador provincial.

  • En Diciembre de 2015 decidimos consultar la situación a través de Twitter con @rojosevillano, Daniel González Rojas, portavoz actual de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Sevilla. La consulta se torna en debate a través de mensajes directos en el que viene a decirnos que no nos va a dar una reunión, que él ni IU es responsable de esa deuda, que es el Ayuntamiento quien tiene que pagarla y que adiós muy buenas. Deja claro que esa es la información que él tiene y que en todo caso debe ser el Secretario de Organización quien nos debe informar de ello. Todo esto fue en diciembre de 2015. Nosotros insistimos en que nos den una reunión o una comunicación oficial. Nada a día de hoy  
  • En Diciembre de 2015 también nos reunimos con Manuel Lay, actual coordinador provincial de IU. Nos comunica lo mismo que su predecesor: que no le extraña la situación y que prefiere que no entremos en muchos detalle. Toma él la palabra para asumir la responsabilidad como IU, se disculpa (es la primera persona que lo hace en todo este tiempo) y nos conmina a que le presentemos una propuesta concreta de asesoramiento en temas de comunicación. De aquella reunión nos quedamos con otra cosa surrealista: cuando en la conversación hablamos de que el trabajo de IU en la campaña del 20D con respecto a Twitter es digno de estudio y que sería bueno que Andalucía y Sevilla se pusieran las pilas y aprendieran algo de La Cueva nos dice “Sí, estoy de acuerdo, de hecho no recuerdo quien me pasó un manual sobre gif animados, mira mira, es este” LOL! Un contenido que hemos escrito nosotros ahí, en la mesa del coordinador provincial de IU. Si no fuera tan triste y desesperada nuestra situación haríamos un GIF para ilustrar esta parte de la carta. En fin que nos vamos de la reunión con un mejor sabor de boca y enviamos una propuesta profesional para mejorar la comunicación interna y externa de IU en Sevilla. Pero la respuesta vuelve a ser decepcionante, él mismo habla de que la propuesta que le hemos hecho aunque necesaria y útil para IU no es asumible y que depende de múltiples factores: asambleas internas, elecciones del 26J en sus propias palabras “una patá adelante”.

Y en estas estamos, en Enero de 2017 haciendo un relato público y abierto a los dirigentes de Izquierda Unida en Andalucía y Sevilla, pero especialmente dirigido a su máximo responsable, Alberto Garzón. Para que alguien haga algo de una vez de esta situación y para que no se vuelva a repetir. La deuda política es vuestra, lo ha dicho un juez. La responsabilidad es de un señor que ha sido nombrado por IU, cuando nosotros cerramos un acuerdo verbal y obtenemos un reconocimiento de deuda no es con Pedro Miño como persona, es con un asesor nombrado por IU en temas de Juventud, esto lo han reconocido compañeros implicados en el proceso, ya es hora de asumirlo. La vía administrativa está muerta, ya fuimos al juicio y el Ayuntamiento del PP se lavó las manos porque el gobierno de IU no hizo los expedientes correspondientes. Así que políticamente pensamos que es IU quien debe asumir la deuda.

Sobre todo porque su discurso político todos estos años ha estado, se supone, del lado de las personas precarias, del lado de las injusticias y del lado de la regeneración democrática. Porque como ha podido quedar comprobado en este relato y como ya dijimos cuando desapareciera nuestro Festival, esto no es una pataleta puntual y particular: es la denuncia de la desidia como forma de hacer política, es la queja sobre un mal sistémico que demuestra falta de profesionalidad e ingenio para resolver una situación donde las afectadas suelen ser las pequeñas organizaciones.

Y si la situación económica de IU es precaria ¿cómo piensan que es la nuestra? Al menos vuestros liberados y trabajadores cobran todos los meses. Nuestra deuda sigue viva. Esperamos una respuesta.

+ There are no comments

Add yours