Ars Electronica 2008

Mañana arranca la edición de este año del festival Ars Electronica, cita anual en la ciudad austriaca de Linz desde 1986 (y en activo desde 1979) a la que hay que prestar atención para enterarse de lo que se cuece en esas intersecciones en constante desarrollo entre ciencia, tecnología, arte y sociedad. Además de presentar un variado programa de exposiciones y performances, el festival tiene dos apartados estrella que lo hacen destacar, por un lado está su symposium, que este año tiene como organizador principal a Joichi Ito (CEO de Creative Commons entre otras cosas), con el título ‘“A New Cultural Economy: The Limits of Intellectual Property” y por otro los Ars Electronica Golden Nica, convertidos ya tras su larga tradición en los galardones más prestigiosos del new media art, que premian diversos trabajos e iniciativas dentro de siete categorías diferentes.

Mediateletipos se va a sumergir por primera vez en el festival, prestando atención a todo lo que allí ocurra, que será más de lo que podamos digerir, eso fijo. Y como siempre, intentaremos informar un poco de lo que escuchemos y veamos en esta cita. Yo saldré en un rato hacia Linz (al habla Pablo), y mi compañero Enrique Tomás ya se encuentra allí desde hace un mes, pues precisamente está trabajando para el festival. Destacamos también la presencia de Ruben Zemos98, que asistirá en representación del colectivo.

Leyendo algunos comentarios sobre la edición de este año, nos encontramos con lo que dice JL de Vicente en el articulo que escribió en junio sobre los Golden Nica para su sección Think Thank de ADN.es, en el que destacó la elevada presencia de proyectos españoles en el palmarés de este año (la ya célebre Reactable y Freesound Project, así como el juego Levelhead, de Julian Oliver, las esculturas aumentadas de Pablo Valbuena) o L’isla des Neumas, una instalación sonora de Ramón González-Arroyo que ha recibido una mención en la categoría Digital Musics. Jose Luis subraya un dato importante, y es que estos galardones se orientan cada vez más a premiar investigaciones y trayectorias y no tanto obras específicas. Recordamos que Reactable y Freesound han sido desarrollados al amparo del Music Technology Group de la Univ Pompeu Fabra de Barcelona y las otras dos obras españolas galardonadas fueron producidas en Medialabprado, todo un ejemplo del que muchos deberian tomar nota de centro de producción apoyando efectivamente la creación digital en España (atención a su próximo AVLAB que empezará en unas semanas). Maria Ptqk también se hace eco de esto en su blog y dice: “es un signo de que también los criterios con los que se valoran las artes están cambiando y el discurso procesual (“importan los procesos, no los resultados”) empieza a salirse del marco teórico y plasmarse real y efectivamente en el terreno del reconocimiento público”.

Creo que lo más destacable del festival es que hayan apostado por el tema de este año y lo que allí se discuta en los dos dias del seminario, esa ‘nueva economía cultural’ que según parece ya es tarea de todos consensuar y construir. También en Ptqk_blogzine se habla muy clara y certeramente sobre este tema. Creo que Rubén, que está mucho más al día en estos menesteres que el que escribe esto, va a prestar especial atención al seminario, asi que le invitaremos a que nos cuente sus impresiones y pegaremos bien la oreja a su blog. Si quereis seguir el symposium en directo también podreis hacerlo a través de la red, como no, pues será emitido por streaming.

Pego aquí las traducciones en castellano (muchas gracias a Ruben por currarselas) del texto de presentación del festival y del texto curatorial de Joichi Ito sobre el symposium:

Ars Electronica 2008 – Una nueva economía cultural: los límites de la propiedad intelectual

La era del copyright y la propiedad intelectual han alcanzado su fecha de caducidad. Un desarrollo que ya se manifestó en los fundamentos técnicos de internet ha levantado cabeza con las prácticas actuales de las jóvenes generaciones de usuarios y está produciendo una nueva economía basada en el hecho de compartir y el acceso libre.

Con esta provocativa fórmula, Ars Electronica está poniendo uno de los temas centrales de la sociedad moderna basada en el conocimiento en el foco de la programación del festival de este año. Lo que está en juego: el valor de la propiedad intelectual, la libertad de información y la protección de los derechos de autor, grandes oportunidades de negocio y la visión de una sociedad basada en el conocimiento que busca construir su nueva economía partiendo de la creatividad y la innovación.

El quid de la cuestión es que todavía carecemos de normas prácticas y operativas o reglamentos que gobiernen esta nueva realidad y -algo de no menor importancia- que la tarea de llevarlas a cabo no debe ser algo que hagan solamente abogados y másters en gestión de empresas.

Al fin y al cabo, a pesar de la perspectiva desde la que cada cual se acerca a esta materia -esa que tiene relación con la piratería en internet, los inventores de una nueva información procomún, los pioneros de la economía del compartir o los que hacen apología de las industrias creativas – hay algo que sigue siendo cierto: si el conocimiento y el contenido son en realidad el nuevo capital de la sociedad posindustrial, entonces deberán circular y ser accesibles para todos.

Curatorial Statement (Joichi Ito): A New Cultural Economy Symposium

Los ordenadores e internet han reducido los costes de comunicación y la producción y distribución de información, tanto que muchas nociones fundamentales de organización, economías y propiedad han cambiado completamente o han requerido importantes actualizaciones. Hay una nueva generación de jóvenes en todo el mundo que lleva el peso de este mundo en cambio, modificando sus comportamientos básicos para adaptarse a la tecnología a medida que se va desarrollando.

Algunas empresas y artistas han sido capaces de mantenerse conviviendo con estas tendencias mientras otros pelean y fracasan. La lentitud a la hora de adaptar el sistema legal está siendo llevado hasta sus límites por organizaciones de todos los ámbitos del tema en cuestión que intentan adaptar leyes obsoletas. La mayor parte de los nuevos comportamientos y organizaciones creativas han cambiado por completo la noción de propiedad. La propiedad intelectual, clave para la revolución posindustrial, es más causa de un encumbramiento que de una ventaja orientada al compartir, concepto central en la internet de ahora. Este año, contaremos con usuarios, artistas, empresas, políticos y académicos implicados todos ellos de manera intencionada (o no) en este cambio hacia un nuevo mundo y la intención de adaptarse a él.

[Ars Electronica Festival – press release .pdf]

[Prix Ars Electronica Prizewinners 2008 – press release .pdf]

fe_2008_sujet_001_p.jpg

Leave a Reply