Educación Expandida // ¿Deberíamos construir un nuevo paradigma para la educación en medios?

Simposio Educación Expandida
Un proyecto de ZEMOS98 y Juan Freire // 22 a 29 de Marzo de 2009

¿Deberíamos construir un nuevo paradigma para la educación en medios?

POR Pedro Jiménez | ZEMOS98 20/07/11 //

Seguimos recuperando artículos de nuestro Archivo98 con la intención de hacer más accesible todo el conocimiento y trabajo que venimos creando en torno a la educación y la comunicación. En este texto de Pedro Jiménez encontramos algunas ideas que luego hemos ido desarrollando en nuestras actividades tanto prácticas como teóricas. El texto forma parte del libro Creación e Inteligencia Colectiva publicado en 2005. Existe también una versión en inglés y en PDF.

«Pues en el mundo lo que queremos es decirle a todos los que resisten y luchan con sus modos y en sus países, que no están solos, que nosotros los zapatistas, aunque somos muy pequeños, los apoyamos y vamos a ver el modo de ayudarlos en sus luchas y de hablar con ustedes para aprender, porque de por sí lo que hemos aprendido es a aprender».

VI Declaración de la Selva Lacandona.
Comité Insurgente EZLN. Junio 2005.
www.ezln.org

Y a todo esto seguimos hablando de educación en medios, para los medios, con los medios... Hacer una introducción a esta cuestión podría llevarnos a la reseña constante de autores consagrados y altamente estudiosos de una cuestión que no es nueva: la educomunicación.

Es muy claro y directo, educación, medios e inteligencia colectiva forman parte de una misma cadena, tramas de una misma historia. Si esta relación es tan evidente, ¿por qué necesitamos este
texto? Será por esto:

La educación es comunicación, la comunicación del siglo XXI se produce, se comparte y se distribuye, cada vez más, a través de medios digitalizados. La digitalización ha permitido el abaratamiento del transporte de la información. Para algunos el medio es perfecto. Éstos normalmente se han olvidado del contenido, del mensaje, del conocimiento. Pero la disyuntiva es simple, la transmisión de la información no genera conocimiento si no operamos sobre ella. Algunos estudiosos plantean, y a mi me parece paradigmático, hasta que el emisor no se convierta en emisor-receptor (EMIREC que lo llamaría Kaplún) no hay comunicación. Recuerda: comunicación = educación. ¿Es necesaria la tecnología en la educación? No, pero las dinámicas sociales han decidido que vivimos en una Sociedad Red, no podemos obviarlo. ¿Es necesaria la inteligencia colectiva en la educación? Si queremos ser críticos, comprender y transformar la realidad: siempre.

Citando a Kaplún queda un poco más claro: «Comunicación es el proceso por el cual un individuo entra en cooperación mental con otro hasta que ambos alcanzan una conciencia común. Información, por el contrario, es cualquier transmisión unilateral de mensajes de un emisor a un receptor». [1]

Entendamos por tanto inteligencia colectiva y educomunicación como conceptos correlativos. Una correlación que se inicia en un modelo centrado en lo que el teórico-práctico de la "Pedagogía del Oprimido" Paulo Freire llamó dialógico (de concepción transformadora, en donde la criticidad y la creatividad están altamente fomentadas, la función educativa es la reflexión-acción y el objetivo evaluable es la capacidad de pensar-transformar). Ese modelo es el que me guía. Y ahora que parece que la tecnología es piedra de toque en ambientes culturales y educativos, no está de más recordar su importancia, porque los medios no liberan, son medios. Porque la tecnología no es neutral ni debe serlo.

Sevilla, junio 2005. Se pregunta a los opositores en Andalucía de Eduación Infantil por la integración de las TIC (Tecnologías de la Información y la Comunicación) en el segundo ciclo, estableciendo y desarrollando todos y cada uno de los elementos curriculares (objetivos, contenidos, metodología, atención a la diversidad...) ¿cuál es la plantilla de corrección que propone la Administración? Desarrollar, concentrar e incidir únicamente en el «Rincón del Ordenador», es decir, entender que la única tecnología educativa que podemos integrar es la del uso exclusivo del ordenador. Si analizamos el software educativo podemos encontrar muchos buenos ejemplos, pero en líneas generales se tratan de programas dirigistas, no basados en un modelo dialógico y transformador y, por supuesto, centrados en el efecto, en el resultado, en el conductismo. ¿Es el ordenador «malo»? No, lo malo es el modelo que lo encumbra y lo convierte en una máquina de aprendizaje basado en las respuestas correctas.

En definitiva, las orientaciones de la Administración están dirigiéndose hacia la integración de un elemento, el tecnológico, sin tener en cuenta el valor de la comunicación en su globalidad. No podemos desarrollar el uso de las TIC en la educación, sea del nivel que sea, como el proceso de alfabetización instrumental de una máquina que lo hace todo.

Aún así, la Administración andaluza ha dado un paso adelante, lo que aquí solicitamos es el siguiente paso, que quizás debería haber sido el primero. Porque esperamos que la implantación de los centros TIC en la Comunidad Educativa andaluza no sea una acción de cara a la galería. Si fuera así, nos enfrentaríamos a un grave problema.

Por contextualizar un poco, la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía se ha dedicado durante los dos últimos cursos a la implantación de centros conocidos como TIC, que instala un ordenador para cada dos alumnos en todas las aulas. Además, basado en una filosofía abierta, colaborativa y con intención ahorrativa ha implantado (como ya hiciera de manera pionera y ejemplar la Junta de Extremadura) un sistema operativo fruto del movimiento del Software Libre: Guadalinex , una distribución andaluza de Debian.

¿Ha entendido bien la filosofía sobre la que se sustenta el Software Libre? Para ponerlo más claro, el profesor Gutiérrez Martín, en un libro que debiera ser de cabecera para los responsables de estos temas dice algo muy directo: «El reto de la interactividad en aplicaciones educativas [y en definitiva de la educación con medios] no está, como parecen empeñarse algunos, en aprovechar las posibilidades de la tecnología para inventar la «máquina de comunicar o de enseñar» perfecta y autónoma, sino más bien tratar de que esa autonomía la consiga el individuo sirviéndose de las tecnologías digitales en su proceso de aprendizaje.» [2]

Actores, escritores, músicos y políticos convocados por la Mesa Antipiratería acudieron al Senado para protagonizar una jornada de sensibilización en defensa de lo original. El presidente de la Cámara Alta, Javier Rojo, y la presidenta de la Mesa, Pilar Bardem, se refirieron a la educación como solución al problema actual de la piratería intelectual. La Jornada se inició con la intervención de Juan Antonio Castellanos, representante de la empresa Apple España, quien señaló que la tecnología debe ser la «mejor aliada legal para defender los derechos de los creadores» y para ello expuso la necesidad de «lograr que comprar música sea más fácil que robarla». Tras su intervención, Juan Luis López Escudero, de Microsoft España, destacó los programas específicos de su compañía para educar a los niños en el respeto a los derechos de propiedad intelectual.

Juan Mollá, presidente de la Asociación Colegial de Escritores, incidió en la necesidad de educar a la sociedad porque «sólo mediante la educación se puede conseguir que la gente respete el arte en sus distintas formas». El poeta Luis García Montero destacó que comprar un libro o un disco «significa asegurar la libertad del creador». El actor Carlos Castell aportó a las intervenciones un claro mensaje: «La educación como único camino para concienciar a la sociedad del valor de la obra original». [3]

Este extracto apunta algunas perlas que no podemos dejar de resaltar, está claro que Apple y Microsoft no deberían ser garantes de la «alfabetización digital», por lo menos es un modelo que aquí no estamos aplicando. ¿Por qué se les invita? Otra cuestión que en este mismo libro queda ampliamente demostrada es que la descarga de cualquier contenido con copyright en internet no es piratería, es un derecho. [4] La libertad no debe confundirse con la criminalización, estamos en contra de la piratería, que es la del ánimo de lucro. Pero en educación, en cultura y en el uso personal existe (y esperamos que siga existiendo por mucho tiempo) el derecho a la copia privada y, por encima de todo eso, están los derechos constitucionales de acceso a la educación y la cultura.

Y claro que debemos usar la educación para fomentar el acceso a la información, para generar comunicación, para poder escuchar/aprender/disfrutar de la música, los libros, las películas que en España no se editan o se editan a precio de oro, la educación pública y gratuita, fomentar las bibliotecas (y luchar abierta y decididamente contra la directiva europea que quiere imponer un canon por préstamo [5]). Son muchos los frentes abiertos, así que no podemos plegarnos a las necesidades de las grandes corporaciones, ellos no fomentan la creatividad, el copyright no me permitiría ahora mismo ni siquiera pensar lo que pienso ¿no?. No, no es mejor comprar que compartir. ¿Os imagináis que hubiesen sistemas de pago para cada tema o unidad didáctica?

«Los Diálogos de Platón no podemos estudiarlos, ya que tenemos que pagar los derechos de autor de obras derivadas de Sócrates, y como Sócrates no escribió, tenemos a los herederos de Platón, que transcribió lo que dijo su maestro Sócrates, que también están pidiendo su tanto por ciento. Así que lo sentimos, quien quiera estudiar a Platón que se ponga un parche y se lo descargue de las redes del diablo».

El acceso a la información debe ser libre, gratuito y universal y por eso la brecha digital, la comunicación y el desarrollo local es una cuestión importante que no podemos olvidar, y que no podemos dejar en manos de las grandes corporaciones.

Ya sabemos que la tecnología no libera por sí misma, la tecnología no es la solución, no es el fin: es la herramienta. Y ahí es donde la inteligencia colectiva juega su papel. Cuando nos hemos referido aquí a la inteligencia colectiva nos estamos refiriendo a ese constructo sobre el que nos basamos para entender que la comunicación, el conocimiento y el diálogo es el reto. La construcción, la creación debe ser colectiva, dialógica y, al mismo tiempo, debe ser comprometida con lo que se propone. Afinemos, no se trata de entenderlo como una panacea. No, lo sentimos, las panaceas no existen. Proponemos una suma de individualidades, que cooperan y que desarrollan esa conciencia común que señalaba Kaplún anteriormente. Cuando estamos proponiendo que el modelo es el de la construcción colectiva no estamos más que dejando claro que las relaciones de reflexión-acción deben hacerse desde esta perspectiva.

La imagen la podemos instalar en el fenómeno wiki y todas sus variables y formas posibles. El wiki es una herramienta on.line muy simple que nos permite la elaboración de contenidos (por ejemplo, un texto) de manera colectiva. Como usuarios podemos
empezar a escribir en un wiki y mi amigo puede aportar y corregir ese texto al instante. Las potencialidades están en la accesibilidad (sólo tenemos que pulsar sobre edit en cualquier página del wiki y empezar a modificar), la instantaneidad (no tenemos que enviarnos el texto y republicarlo, se trabaja siempre sobre el mismo texto) y la memoria (se guardan todas las versiones anteriores y, por tanto, podemos recuperar en todo momento el «original»).

Uno de los proyectos que mejor han usado y desarrollan esta tecnología es la Wikipedia, «cualquiera con un modem no sólo puede consultar Wikipedia, sino cambiarla. Y ver cómo sus cambios son cambiados. Y cambiar los cambios de ese cambio. Y entrar en foros a discutir las razones para cambiar los cambios de ese cambio [...] Wikipedia no la ordena ni dirige nadie. Wikipedia no pretende agotar el campo dando (y teniendo) la última palabra. [...] La Wikipedia no es producto, sino que se produce». [6]

Entonces, ¿deberíamos construir un nuevo paradigma para la «educación en medios»?. Ya lo estamos haciendo, ahora se trata de sumar, refutar y continuar. Que este texto sirva para aplicar estos ejemplos al hecho educativo es el objetivo, y así, seguimos aprendiendo.


La imagen corresponde al proyecto Manuela Interactiva

Notas

1. Kaplún, Mario: Una pedagogía de la comunicación. Madrid: Ediciones de la Torre. Proyecto Quirón, 1998 (p. 64) Las negritas son nuestras.

2. Gutiérrez Martín, Alfonso: Alfabetización Digital. Algo más que ratones y teclas. Barcelona: Gedisa, 2003 (pgs. 44-45)

3. Extractos libres de La Mesa Antipiratería reivindica en el Senado la educación como forma de erradicar la piratería de bienes culturales, publicado en: CINE POR LA RED (http://www.porlared.com/noticia.php?not_id=20841), consultado por última vez el 21/07/2005.

4. Ver el artículo de David Bravo ¡Ahora la ley actúa! (o cómo calumniar a medio país sin despeinarse), en la página 61.

5. Campaña contra el Canon de Bibliotecas (http://exlibris.usal.es/bibesp/nopago/)

6. Córdoba, Antonio: Meet Wikipedia. Barcelona: elástico.net (http://elastico.net/archives/005295.html), consultado por última vez 15/07/2005.

Otras fuentes consultadas

  • Aparici, Roberto: Trece mitos sobre las nuevas tecnologías de la información y de la comunicación. Morón de la Frontera: Revista KIKIRIKI, nº 58, 2000
  • Chomsky, Noam y Ramonet, Ignacio: Cómo nos venden la moto. Barcelona: Icaria, 1996
  • García matilla, Agustín: Una televisión para la Educación, la Utopía posible. Barcelona: Gedisa, 2003
  • Ocelot, Michel (director): Kirikú y la bruja Producida por: Didier Brunner, Jacques Vercruyssen y Paul Thiltges. Francia, 2002 [película]
  • Pérez tornero, J.M.: Comunicación y Educación en la Sociedad de la Información, Barcelona: Paidós, 2000

Comentarios //

por edmond clarke / 11 marzo 2012

Thanks For sharing..it is very usefull article. Sciatica Natural Treatment

Comentar


forum qui etes vous


Autores

Comentarios recientes

Archivo

Cómo suscribirse

Blogs de referencia

Palabras clave